Nota #25: “Sin un sueño no se va a ninguna parte.”

febrero 27, 2017

Mi querida Cali:

Hace un tiempo que no te escribo, pero acá estoy como siempre, sin importar cuánto tiempo pase.
El 2017 comenzó con todo, arrasando como cada año, aunque cada uno es responsable de si hacerlo especial o no.
En esta nota quiero escribirte sobre un cliché que creo que vengo dejándote ver en todas mis notas anteriores, pero que a la vez no te escribí. La frase "nunca dejes de soñar" últimamente viene muy quemada, pero no para aquellos que realmente siguen soñando. Yo me levanto cada día planeando una cosa nueva, viendo qué locura podría cumplir esta vez, y tramando cómo poder realizarla.
Cada vez que venís a casa puedo ver como para vos, con tus 3 añitos, todo es posible. Y a veces no puedo creer cómo, cuando la gente se vuelve adulta, se le va ese brillo de los ojos y le dan la espalda a cada uno de sus sueños. Como si se olvidaran que alguna vez los tuvieron, como si pensaran que ahora que ya son mayores ya no tienen sentido. Y lo peor, es que ahora resulta que a esos sueños los llaman "metas", como si esa palabra fuera a quemarles. ¡Cuán equivocados están!  los sueños son tan esenciales para nuestra vida, son el motor que nos permite crecer.. a diferencia de lo que piensan la mayoría de los adultos. La vida sin un sueño sería una vida vacía. Mi vida era una vida vacía hasta que me permití soñar y no hice más que salir a recorrer el mundo y lo que tanto buscaba, y ése comenzó a ser el motor que me permitió crecer.

Ésto es lo que quiero para vos, mi querida Cali: que nunca dejes de soñar. No importa cuán duro se ponga el camino, el mundo pertenece a aquellos que creen en la belleza de sus sueños. Sin sueños que hacer realidad la vida no tiene sentido. No importa qué digan los demás, o menos aún, qué piensen los demás. Importa lo que vos querés. Importa lo que a vos te haga feliz, porque si vos lo estás no vas a hacer más que inspirar a otros y transmitirles un poco de esa magia que tanto se ha perdido en el mundo. Supongo que por eso soy la oveja negra de la familia: porque me permito soñar, porque tengo ideas locas y salgo a cumplirlas.. y supongo que, los que aún no lo han hecho, es por miedo. Varias veces me hicieron preguntas como: '¿Por qué volves siempre a París? Está mal, tenes que conocer otros lugares.' o 'por qué gastas el tiempo en volver a ver a tu artista favorito cuando ya lo viste?' y mi respuesta es: porque hago lo que me hace feliz, y lo que me hace sentir. Y cualquier cosa que te haga sentir algo es vida. Cada uno tiene sus propios sueños, que no te acorralen, que no te encierren en su propio pensamiento. No dejes que nadie te saque esa posibilidad de crear tus propios sueños, no importa cuán tontos te hagan creer que son. Mantente fiel a cada uno de ellos.

Te quiero mi preciosa Cali, nunca dejes de soñar como lo venís haciendo.
Pero la realidad es que necesito un sueño, necesito desesperadamente un sueño, y de una cosa estoy segura: sin un sueño no se va a ninguna parte.
 Te quiero, tu única Tía.
27 de Febrero de 2017

3 comentarios

  1. Siempre son muy lindas tus notas a Cali, esta me pareció tierna
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Qué palabras tan bonitas. Ya verá cómo las guarda con cariño cuando sea más mayor. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  3. La gente está amargada. " De sueños no se vive", dicen. Vale, pero a mí, me alimentan.
    Así que sigue soñando y sigue compartiéndolo aquí.
    Muaks

    ResponderEliminar

Tu comentario es muy importante para mí y para que el blog crezca cada día un poquito más. Me interesa tu opinión así que ¡muchas gracias por comentar! ♡ y espero que vuelvas por estos lados muy pronto.

Latest Instagrams

© 49 días en Paris. Design by Fearne.