La pequeña gigante volvió

julio 26, 2017


Hoy te escribo a vos, sí, a vos mi pequeña Leona. Te recuerdo con esa sonrisa que podia comerse el mundo entero, con esas ganas de vivir la vida y que no paraba, no paraba de soñar. Sé que me estabas esperando, no podía ser de otra forma, vos no te rendías con nada. Le pusiste siempre el pecho a las balas por más doloroso que fuera, y te mantuviste firme junto a mí. Me abrazabas cada noche y me susurrabas que todo iba a pasar, que tenía que pasar. Me diste las fuerzas cuando ya no tenía más.. y mantuviste mi corazón caliente.

Hoy te escribo a vos, sí. Te lo debía, y yo no me olvido de las cosas. Recuerdo cada noche, cuando rezaba sola tirada en la alfombra de la habitación y lo único que pedía era amor. Me preguntaba por qué había tanta crueldad en el mundo y ¡pedía AMOR! ¡Qué loca la vida! Cómo con un poco de amor solucionaríamos tanto. Salvaríamos almas y protegeríamos corazones. Así que un día me miré al espejo y me dije: ¡BASTA! ¿Dónde estás?, ¿Qué estuviste haciendo todo este tiempo?, y volví a buscarte para no dejarte ir más. Te abracé tan fuerte que mis brazos se fundieron con los tuyos y volvimos a ser una. La pequeña Leona había vuelto, y esta vez nadie la pararía.

Sí, te escribo a vos, Samy. Esa pequeña gigante que un día cayó rendida ante el miedo de que le siguieran destrozando el corazón, pero que hoy es un torbellino al que nadie puede parar. Su corazón ya no duele, volvió a cantar de alegría.. y sus miedos ya no la acechan, sino que le temen. Porque ahora ya no hay nadie que tenga el poder de lastimarte, ahora todo el poder... lo tenés solamente vos.

Quiero agradecerle a tantas personas. Sé que cada una de ellas saben quienes son. Cuando era más chica, hace unos 10 años mas o menos, me preguntaba qué se sentiría encajar realmente en algo y sentirse dichosa.
Un día, mi mamá me acompañó a ver una artista que me encantaba y me encontré con una chica que al enterarse que era mi cumpleaños me ABRAZÓ, y eso para mí era mucho y significaba más de lo que se imaginaban. A veces un abrazo puede salvar almas, ¿quién dice que no? Yo doy fé. Así que sí, quiero agradecer, quiero gritar al cielo un GRACIAS INMENSO, a cada persona que me miró y me hizo sentir que valía, agradecer por cada abrazo y cada muestra de aprecio. Quiero agradecerte a vos, PORQUE ME VISTE antes inclusive de verme yo misma.

"Querida yo,
Un día te haré sentir orgullosa." Y el día es hoy.
Hoy la pequeña Leona volvió. GRACIAS.

Latest Instagrams

© 49 días en Paris. Design by Fearne.